domingo, 12 de junio de 2011

[Entrevista] - Neo Genesis Vol.15 (07-2007) - Uruha

Para mi gusto, una de las mejores entrevistas de Uruha

Uruha (the GazettE). "Resplandeciente" belleza, ¡igual que su nombre!

El guitarrista Uruha, la tercera persona en hacer el primer plano personal de the GazettE. Con su idea de "¡Quería probar el visual kei de forma desmedida!" al principio, sus extensiones largas y rubias se rizaron, se puso una camiseta blanca pura... si se informara sobre este proceso, ¿alguien podría empezar a pensar que era Beethoven?→¿Un artista de metal kei?→¿Oscar?, pero cuando se completó, su belleza era una representación perfecta de su nombre, "resplandeciente". Como era de esperar. Hay sensualidad en él cuando posa ante la cámara, incluso podía convertirse en la envidia de una mujer. ¡Asegurense de mirar estas páginas!

El único aspecto que no se puede ignorar en absoluto cuando se habla sobre la vida de Uruha es la existencia de compañía. Uruha, que afirma con orgullo "Soy lo que soy ahora no por mí mismo, sino por lo que nos propusimos". Conseguimos escucharlo hablar sobre la vida, descendiendo la recta senda, el fascinante y peligroso camino de una banda. Y para esta sesión de fotos, Uruha eligió un estilo gótico, algo a lo que nunca se había atrevido. Tanta belleza, ¿¡no es inconcebible incluso para una mujer!?

¿Cuál es tu primer recuerdo?
Esto fue cuando estaba en el parvulario, ¿no? Recuerdo que solía pasar mucho tiempo en la falda de mi madre. ¿No estabas mucho ahí?

No, no tengo esos recuerdos (risas).
Ella llevaba a menudo falda larga, ya sabes, y solía meterme dentro.

Ese sentimiento oscuro y reducido es bueno.
En realidad no lo sé (risas). Era un niño bastante mimado. Con dos hermanas mayores, era el más pequeño.

Entonces, te deben de haber criado con cuidado.
Es verdad. Si se me permite decirlo, creo que era más mimado que mis hermanas. Siempre me compraban lo que quería, como regalos de cumpleaños y eso. Por eso, mi hermana solía molestarme.

Puedo entender lo que sentían tus hermanas (risas). Entonces, esa disposición de "¡el niño más pequeño!" es la que tenías.
Sí. Era de los que siempre están de acuerdo con la gente. Todavía tengo muchas de esas tendencias. No era de los que tomaban la iniciativa. Incluso cuando salíamos con la familia, por lo general, era el último siguiéndolos. Y cuando salía a jugar con mis amigos, era de los que simplemente dejan cosas a sus compañeros.

Como "ir adonde todos van".
Es verdad. Como "¿dónde vamos?" "todo depende de ti". Por lo general, crecí en armonía.

Por alguna razón, entiendo a lo que te refieres.
Jajaja. Solían llamarme "buen chico" en primaria. Nunca me oponía a nada y era obediente.

¿A qué te gustaba jugar?
Jugaba a juegos en casa, o salía y era más activo jugando. Mario Bross era una gran locura cuando salió la Super Famicom, así que me enfurecí y despotriqué en casa porque quería que me la compraran, terminé dando patadas a la puerta y le hice un agujero, y mi padre me dio una paliza.

Y ¿conseguiste a Mario Bross?
Seguí molestándoles con eso de alguna manera y al final, conseguí a Mario (risas).

Entonces, ¿qué pasó con los juegos activos?
Cuando estaba en la escuela elemental, saltaba con curiosidad por todo, y jugué a juegos con pelota y a Dragon Ball Z. Me pregunto, ¿por qué era tan divertida la infancia? Cualquier cosa nos absorbía, nos emocionábamos con nada. Íbamos a la montaña, hacíamos bases secretas, también jugábamos con fuego (risas), hacíamos toda clase de travesuras~.

Te deben haber regañado mucho entonces.
No, no importaba lo que hiciera, nunca me atrapaban. Escapaba como un experto si había cristales rotos.

¿Eso es algo de lo que estás orgulloso?
No es que me presionaran para hacerlo. Mira, simplemente era de los que seguían. Pero una vez, descubrieron algo de lo que hicimos, y me regañaron hasta que, literalmente, caí de rodillas en la acera. Mis padres también lo descubrieron y los padres de alguien se disculparon con la otra persona, ¿sabes? Al ver las lágrimas de mis padres por primera vez entonces, me di cuenta de "Ah, no debería hacer esto", y en un momento, dejé de hacer cosas malas. Nunca olvido las palabras de mi tutor en la escuela elemental en ese momento. "A partir de ahora, antes de decidir hacer algo, piensa en las caras de tus padres". Fue un buen profesor.

¿Por qué estás agradecido a tus padres?
Es que ellos siempre me decían que comiera verdura, desde que era pequeño (risas).

También jugabas al fútbol, ¿verdad?
Me uní al club de fútbol cuando estaba en el segundo año de la escuela elemental. Era muy divertido. Odiaba cosas como el entrenamiento básico, pero disfrutaba con los mini-juegos. Ahí conocí a Reita.

Ya veo. ¿Eras bueno?
Estuve jugando después de un año. Aunque era sustituto.

Eso quiere decir que eras bueno. ¿Cómo era Reita?
Reita fue el sustituto en nuestro año. Era muy pequeño y débil, ya sabes. Ahora habla de forma autoritaria, pero sé dónde miente su interior, así que hay momentos en los que he tenido que decirle "¡Ey, ey, ahora te estás tirando un farol!" (risas).

No se te escapan sus debilidades (risas). Cuando estás con Reita, debe ser divertido (risas). ¿Habrán sido buenos amigos desde entonces?
No, al principio, en absoluto. Creo que simplemente nos conocimos y empezamos a hablar por casualidad, y después de eso nos hicimos muy amigos. Estuvimos juntos en la secundaria.

¿Cambió algo una vez que estuviste en secundaria?
El estrés relacionado con los estudios aumentó, ya sabes. ¿No existen estas academias en las que la gente prepara sus exámenes para el instituto? Al principio fui a una con un estilo de enseñanza espartano.

Supongo que es porque, después de todo, los padres quieren que su hijo se gradúe en un buen instituto y entre a los cursos de élite.
No me gustaba así que lo dejé, y entonces fui a una academia "en-casa", que era divertida. Tenía muchos amigos ahí también.

Entonces, estudiaste ahí.
Lo tomé bastante a la ligera (risas).

La voluntad de decidir por uno mismo y trabajar en algo nació entonces, ¿no?
Eso... probablemente sea verdad. Porque en el segundo año de secundaria fue cuando conocí a LUNA SEA y empecé a interesarme por las bandas.

¿Cómo los descubriste?
Reita me prestó un CD, ví el PV de ROSIER y pensé que era genial. Ver a Sugizo hizo que me interesara por las guitarras, y entonces quise estar en una banda. Al mismo tiempo, con lo que estaba pasando a nuestro alrededor, a Reita le llegó a gustar LUNA SEA de manera similar y se interesó por las bandas. Juntamos un grupo de amigos con los que solíamos salir, e íbamos a casa de los otros para reunirnos. Los instrumentos que queríamos tocar eran distintos, así que estaba bien.

¿Cuándo fue tu primera vez en un escenario?
Antes de formar la banda con Reita, toqué en una banda para la actuación de clase del Bunkasai*. No recuerdo nada excepto que estaba muy nervioso, pero en el momento en el que el profesor responsable del departamento de deportes me dijo "Eres bastante bueno con la guitarra", pensé "Ah, pero no en el fútbol, ¿verdad?".

De toda la gente, tuvo que ser el responsable del departamento de deportes (risas). ¿Tu vida cambio mucho después de formar una banda?
Una vez que empecé a salir con la banda, perdí por completo el interés por el fútbol. Íbamos sin miedo y sentíamos que "los cinco éramos un equipo". Me daba mucha tranquilidad la sensación de "éste es mi sitio". De verdad sentía que no había nada más agradable que hacer algo por voluntad propia.

Y esto a pesar de que eras un chico que simplemente seguía al resto.
Una vez que confirmamos nuestras intenciones entre nosotros, llegué a pensar algo como "Lo haré si todos lo hacen". Como "No estoy solo".

No estabas sólo, pero cinco personas con el mismo deseo, trabajando juntos para conseguirlo, es algo distinto.
Es verdad. Una vez que tuvimos una banda, nuestro círculo de amigos se expandió rápidamente. Como, el chico que me dejaba tocar la batería cuando la estaba llevando al fondo, o conocer gente de fuera de mi trabajo a media jornada.

¿Qué trabajo a media jornada tenías?
Trabajé en una frutería.

¿Un frutero con pelo rubio?
Uhm, llevaba una gorra y un delantal. Pasé por todo tipo de fruterías.

Así que eras un chico frutero (risas). ¿Te gustaban las verduras?
No (risas). No me gustan en absoluto, pero con esa apariencia no había muchos trabajos que pudiera hacer, así que en realidad no tenía elección. Pero gracias a eso, aprendí a distinguir entre una col y una lechuga.

(Risas) ¡! ... Esto está fuera de lugar, pero ¿había alguna chica que te gustara en ese momento?
Mira, siempre estuve enamorado desde la secundaria. Me enamoraba fácilmente, hasta el punto de preocuparme pensando "¿Por qué me enamoro de esta forma, con una sola mirada?"; hasta el punto de preguntarme cómo cualquier persona estaría bien (risas). Pero no lo mostraba en la forma de comportarme.

¿No hablaste de eso ni siquiera con tus amigos?
No, ya sabes. Me daba miedo que se burlaran, así que no podía decírselo (risas).

Bueno, ¿te declaraste o saliste con alguien?
Salía en secundaria, por así decirlo (risas). Las chicas en ese momento parecen mayores, ¿verdad? Por otro lado, desprenden un aura fuerte de que les gustas, y una vez que eso ocurre, los chicos no tienen más remedio que ir y declararse. Ése es el tipo de situación que ocurrió. Y por eso, cosas como volver juntos a casa eran las más embarazosas, pero ella me seguía molestando con "Volvamos juntos a casa" o algo por el estilo. Entonces, simplemente me quedaba "Ah, hn...".

¿Qué, la hacías tomar la iniciativa? (Risas).
Ser tímido también es algo bueno. Ni siquiera sabía cuando era el momento adecuado para tomarnos de la mano...

Qué inocente.
Era inocente, pero era un momento difícil, así que, sinceramente, no puedo decir que fuera divertido (risas). Quería llevar la iniciativa, pero no sabía cómo hacerlo y me dolía.

Pero después de eso, poco a poco, fuiste capaz de formar buenas relaciones.
Supongo que fue porque podía hacer cosas para que la otra persona se interesara en mí. Igual que para expresar "Éste es quién soy" con palabras. También llegué a ser capaz de tener una conversación adecuada.

¿Fue porque llegaste a tener confianza en ti y en lo que estabas haciendo?
Es verdad. Gané confianza y la habilidad de ver las cosas de forma objetiva, así que pude hablar con las mujeres.

Tu sociabilidad apareció poco a poco.
Lo hizo (risas).

¿Cuándo fue la primera vez que compusiste una canción?
No lo recuerdo demasiado bien, pero cuando estaba en 2º curso en el instituto, un compañero que conocí en las fruterías que acabo de mencionar, tenía un equipo para grabar canciones, así que lo tomé prestado y ésa fue la primera vez que compuse una canción.

¿Tenías intención de hacer una canción propia?
Sí. Aunque no creía que fuera capaz de hacer una.

¿Y cómo salió tu primera canción?
Fue sorprendentemente bien. Añadí la batería, añadí el bajo, añadí la guitarra. No añadí los coros, pero tuve una experiencia divertida componiendo. Ese compañero también fue el único que me enseñó todo esto.

Ese encuentro fue bastante importante entonces, ¿no?
Sin duda. Era el "profesor" de la banda. Antes de saberlo, nos perdíamos tocando con él, pero un tiempo después, cuando volví a mi pueblo, escuché cómo lo está haciendo. Esa chica también, pienso que probablemente sabe cómo me ha ido.

Haber tocado siempre admirando a SUGIZO, ¿alguna vez has sentido que te estabas acercando al ideal que mantenías para ti mismo?
Creo que cuando estaba en el instituto, cuando fijé mi sueño, fue el momento en el que más cerca me he sentido de eso. Pero cuanto más tiempo pasa, más parece alejarse ese sueño.

Ahora, más que acercarte a SUGIZO, pienso que está más relacionado con modelarte tú mismo.
Es verdad. En el pasado, simplemente era como "Quiero tocar en el Tokyo Dome" o "Podría hacerlo", así que en ese sentido, parecía cercano.

¿Piensas que tu forma de ser en el pasado es la razón por la que eres así en el presente?
Pienso que lo que más importa es que no trabajé solo en ello entonces, y eso es probablemente por lo que todavía sigo. Eso es lo que siento. Haber estado siempre junto a mis compañeros es lo mejor. También está el hecho de haber sido el más pequeño y haber estado siempre siguiendo a la gente, y el pasado llevó a este presente porque era lo que soñábamos todos juntos. No sé todavía si haber estado haciendo esto era mi sueño solo.

¿Qué ocurriría si el Uruha del instituto viera al Uruha del presente?
Ya veo... probablemente algo como "¿Todavía sigues en esto?" (risas). Quizás diría "Es maravilloso". Me pregunto cómo sería. (Risas). Pero como todavía no hemos tocado en el Tokyo Dome, no creo que dijera algo como "Es maravilloso". Podría decir "No es para tanto".

Eso es porque el Tokyo Dome es la escala de medición en el tiempo, ¿verdad?
Uhm, porque no conocía nada más que el Tokyo Dome. Incluso si alguien había mencionado el Yokohama Arena en esa época, no me habría llamado la atención.

De todas formas, cuando eras pequeño, ¿qué querías llegar a ser?
Un J-leaguer**. Encontraba la J-league muy emocionante y le pasaba lo mismo a toda la gente a mi alrededor. Quizás sólo nos subimos al carro (risas). Pero para las bandas... Ah~ pero esos eran los tiempos. Entonces, incluso la gente que no estaba relacionada con las bandas conocía lo que era LUNA SEA.

Sin duda, habría sido genial que hubieras sido un J-leaguer, pero es igualmente genial que cambiaras tus aspiraciones por el visual kei, a pesar de la moda.
Pero pienso que mis habilidades no eran muy adecuadas para ser un J-leaguer después de todo... es algo que he sentido desde aquella época.

Si comparas con el pasado, ¿qué ha cambiado en ti?
Mi gusto ha cambiado. Lo que encuentro genial es completamente distinto ahora. Entonces, solía pensar que el visual kei trataba de lo llamativo que podías llegar a ser, que si pudiera diseñar mi propia guitarra, haría una con una forma impresionante. Pero cuando lo hice de verdad, resulto sorprendentemente fácil.

¿Qué piensas sobre tu gusto del pasado?
En cuanto al gusto, lo niego completamente (risas). En el pasado, solían gustarme las cosas que encontraba geniales a primera vista. Ahora es todo lo contrario, más que ceder ante la primera impresión, me llega a gustar la genialidad de algo sólo después de haber pensado las cosas a fondo.

Hasta ahora, debes haber tenido todo tipo de tentaciones, y también podrías haber tomado otros caminos, ¿cuál crees que es la razón por la que has llegado tan lejos sin distraerte con otra cosa?
Para mí, la banda es la mayor tentación. Los padres relacionan ese ideal de lo adecuado con ir a la universidad, encontrar un trabajo... ¿No es así como se sienten? Pero yo caminé hacia mi tentación con todo mi corazón (risas). No había otra tentación más que la banda. Prácticamente no tenía otros intereses.

Como chico que estaba en una banda, perseguiste tus sueños; ¿qué aspiras perseguir ahora?
¿Qué es ahora? Sigue sin cambiar, todavía me estoy dirigiendo a eso. Por ahora, sólo podemos conocer el hecho de que las cosas no terminan ahí. No sé lo que ocurrirá más adelante, pero siento que podemos caminar hacia eso con una nueva esperanza de que no es la meta real. Cuando pienso de esta forma, me pregunto si no me estoy acercando al sueño que tenía en un principio, después de todo.

Y junto con tus compañeros también.
Hn. Ni siquiera quiero ver el final. Si nos acercamos al final, pienso que nuestras metas se hará más altas aún, y seguiremos trabajando hacia ellas.



Nota:*Festival cultural
**J-League es la Nihon Soccer Pro League o liga de fútbol profesional de Japón


Día de consulta: 12 de junio de 2011
Copyright © 2014 Black Moral Яesistance | Designed With By Blogger Templates | Distributed By Gooyaabi Templates
Scroll To Top