lunes, 12 de agosto de 2013

[Serie] Las Pinturas Negras de Goya: Judit y Holofernes (8/15)

Serie 01|02|03|04|05|06|07|08|09|10|11|12|13|14|15



Autor: Goya y Lucientes, Francisco de
Título: Judit y Holofernes
Fecha: 1820 - 1823
Técnica: Óleo
Soporte: Pintura mural trasladada a lienzo
Medidas: 
Alto: 146 cm.; Ancho: 84 cm.

Esta es la historia que narra la pintura que frente a La Leocadia y junto aSaturno se situaba en el comedor de la planta baja de la Quinta de Goya en el Manzanares. Pero aquí Judit, más que la heroína judía viuda de Manasés, ante cuyos encantos cae rendido el general asirio sitiador de Betulia, es la amante que asesta el golpe mortal a su amado cuando este ha sucumbido a sus encantos. Y la sierva que aparece en primer plano, más bien parece la celestina que guía a la mujer y provoca la perdición del hombre.


Goya presta más atención a la acción del personaje que a los aspectos narrativos. Judit no va enjoyada y engalanada como en la narración bíblica, sino que es una joven voluptuosa, con un pecho prominente que se deja adivinar a través de su escote, y cuya presencia es capaz de anular a un hombre. No es la alegoría de la templanza que vence a la lujuria, o la de la humildad que vence a la soberbia, simbología que se le había venido asignando, sino que aquí, en consonancia con la imagen que se repite continuamente en la obra del pintor, la mujer se muestra cautivadora y engañosa, lujuriosa y soberbia, capaz de atrapar al hombre en sus redes y anular su voluntad.

La capacidad expresiva con que se resuelve la composición, acentuada por el juego de luces y los colores oscuros aplicados en una técnica muy suelta, acentúa aún más la imagen de Judit como mujer tentadora, que incita al pecado y a la muerte.

El emparejamiento de temas bíblicos y mitológicos fue una práctica habitual en los ciclos pictóricos desde el Renacimiento, donde la unión Judit-Saturno ya había sido plasmada por varios pintores. En las fuentes literarias, el coraje y fortaleza de la heroína judía se contraponían al poder irracional del dios, pero es posible que Goya, en su vejez, estuviese angustiado por el paso del tiempo y viese en la mujer una nota de frescura capaz de aportarle la energía que ya le faltaba.

Fuente: cervantes
Copyright © 2014 Black Moral Яesistance | Designed With By Blogger Templates | Distributed By Gooyaabi Templates
Scroll To Top