miércoles, 3 de abril de 2013

Oni Hime -cap. 08-


Capitulo 01|02|03|04|05|06|07

"Abran las puertas" gritó el guardia de la entrada, mientras Kyoko caminaba a un lado de Uruha con sus doncellas atrás de ella, Uruha solo se despidió de Kyoko con un gesto y siguió su camino a el salón de entrenamiento, mientras Kyoko caminaba al castillo.

"Kyoko" se escucho una voz de una anciana al fondo del salón, -¿Okuno-sama?-, pregunto Kyoko -¡si!, mi pequeña flor-, Kyoko corrió rápidamente y abrazo a la mujer, quien era su abuela, la abuela de Kyoko era una mujer que vivía en las montañas del sur, Okuno-sama había salido del palacio para no encontrarse con terribles males que atormentaban a su familia, un demonio que vivía persiguiéndola.
-Okuno-sama, no esperaba que vinieras-,-Tenía que verte, a ti y a la familia, pero sobre todo... a ti-, la abuela de Kyoko se aparto de ella, dejando una duda en su corazón "¿sobre todo a mi?", Kyoko no entendió y corrió con su familia para convivir con su abuela.

Cánticos extraños comenzaron a sonar por la madrugada, Kyoko tomo su katana, salio por la ventana y comenzo a moverse entre los tejados del castillo, hasta donde vio a alguien que tenía una hoguera encendida, bajo lentamente y vio a su abuela, en posición de flor de loto en el suelo, parecía que oraba -No te quedes atrás pequeña flor, acércate a tu abuela-,-Okuno-sama... ¿Qué estás haciendo?-,-Preparándome para el mal...-, Kyoko se quedo callada, con cara de sorpresa, de forma simple se comenzaron a escuchar sonidos extraños entre la vegetación del jardín, -Okuno-sama, Okuno-sama, ¿qué pasa?-, Kyoko sujeto fuerte su katana, preparándose para lo que venía, mientras su abuela parecía que estaba petrificada frente a la fogata, -Okuno-sama, Okuno-sama... ¡abuela!- salto de entre la malesa una sombra siniestra dirigida a la abuela de Kyoko, pero ella con solo sacar su mano lo detuvo, disolviéndose la sombra como humo, a la par comenzaron a salir más sombras, atacando a Kyoko, comenzaron a golpearla y rasgar su piel y sus ropas, Okuno-sama comenzaba a orar con más fuerza, mientras Kyoko daba golpes a las sombras que la atacaban, de repente la hoguera lanzo sus llamas hacia el cielo, y Okuno-sama se levanto dando un salto hacía el cielo, y bajo la luna parecía que luchaba contra algo, Kyoko recordó las enseñanzas de su abuela, recitando una oración, comenzó hacer crecer su aura, así Kyoko comenzó a ver a sus atacantes, una a una las caras de demonios se dejaban ver ante sus ojos, y así, comenzó a defenderse, terminando con el último, Kyoko se elevo de un solo salto hacía el cielo donde estaba su abuela, pero mientras lo hacía, su abuela salía disparada hacía el suelo, y ella preparando su katana, se lanzó contra el atacante de su abuela -¿Con eso piensas atacarme chiquilla estupida?-,dijo aquel ser -¡Callate!- grito Kyoko, y lanzándose contra el con su katana a atacarlo, ese espíritu rompió la katana en dos, y sujetando a Kyoko del cuello la llevo hasta el piso, golpeándola brutalmente, -Crees que con tu pequeño espíritu me detendrás, mujer ingenua- Kyoko sujetaba la mano del espiritu, que no dejaba ver su rostro tras una mascara, -Dejala Yuu- grito su abuela, y en ese momento Kyoko recordo que él, era él que tenía atrapado a Isshi, -¡Maldito!- sacando fuerzas desde el fondo de su corazón, Kyoko lanzó a Yuu y comenzó a elevarse en el viento para atacarlo, pero de un solo salto, Yuu comenzo a golpearla de nuevo, pero está vez, elevados en el viento, ya con el cuerpo casi destrozado y a punto de caer, Kyoko dio su ultimo aliento, lanzando un golpe al vació  Yuu detuvo su puño con fuerza, descubriéndose el rostro, dejo ver la cara de un hombre muy guapo, con cabellos largos y negros pero con una mirada penetrante y muy oscura, -Crees que me vas a vencer, tus ojos son los mismos que los de ese samurai, tienen la misma forma de esperanza, y así como acabe con él, voy a acabar contigo- sonrío -Isshi...- dijo Kyoko agachando la cabeza con desconsuelo, de repente lluvias de flechas comenzaron a ir en dirección a Yuu, era Uruha y la guardia del palacio, Yuu sonrió, -te espero princesa, si es que quieres volver a ver a Isshi-, soltando su mano, dejo caer a Kyoko al suelo, el padre de Kyoko levantaba a Okuno-sama, mientras Uruha corría desesperadamente a levantar el cuerpo de Kyoko, tomándola entre sus brazos la llevo al castillo.


Ella estaba muy mal herida, mientras la curaban Uruha permanecía a su lado, mientras su madre limpiaba las heridas, las doncellas y los sirvientes llevaban lo necesario para calmar su dolor, Kyoko trataba de levantarse, -Isshi, debo ir por Isshi, madre, debo ir por él, debo ayudarlo- se movía de una u otra forma a como su cuerpo le dejaba -Kyoko, por favor, tranquilízate hija, no puedes, estás muy mal, tranquilízate por favor- decía su madre -No, debo ir, lo va a matar, mamá, el amor de mi vida está en peligro, por favor- y entre lagrimas la madre de Kyoko le dio un té, y recostó su débil cuerpo, mientras Uruha escuchaba y dejaba caer su cabeza, la madre de Kyoko toco su brazo -Usuha-sama- Uruha le hizo reverencia -Debe pensar noble samurai, que el corazón de su bella flor, le pertenece a alguien más- dijo la madre de Kyoko, mientras se alejaba de la habitación, dejando a Uruha con un nudo en la garganta.


[Continuará...] 







Copyright © 2014 Black Moral Яesistance | Designed With By Blogger Templates | Distributed By Gooyaabi Templates
Scroll To Top