martes, 7 de mayo de 2013

[Arte Japonés] Las pinturas de la secta de Amida

Ni las metafísica tortuosa de las sectas esotéricas ni las terribles visiones de los Reyes Iluminados ofrecían ningún consuelo a hombres y mujeres a la hora de la muerte. Éste lo buscaron al adorar a Amida (Amitäbha), el Buda que preside en el paraíso occidental y, a cuyo cuidado y protección pasarán las alamas de todos aquellos que invoquen su nombre. Este culto, que se conoce en Japón con el nombre de Jödö, empezó a extenderse en el año 985 en el Monte Köya, gracias al monje Genshin, que predicó el camino de la salvación con la fe. El santuario amidista más famoso que se conserva hoy día, en el edificio Fénix, Byōdō-in en Uji, data del año 1053. La elegancia de sus pabellones, que se reflejan en el agua, el esplendor de las pinturas que cubren sus paredes y puertas, son una perfecta expresión del refinamiento femenino del arte religioso de Fujiwara.

El diseño decorativo de estas pinturas está dedicado principalmente a los nueve aspectos de Amida Rigo (literalmente: Amida viniendo a dar la bienvenida), que representan a la divinidad descendiendo sobre nubes, entre una multitud de devotos y ángeles para recibir el alma de los fieles y llevarla al paraíso. Otra forma algo posterior, pintada en un biombo y colocada delante del moribundo, representa a Amida Yamagoshi (Amida cruzando las montañas), apareciendo como una enorme puesta de sol en el horizonte occidental.

Etas representaciones del Raigo, y otras composiciones primitivas tales como la soberbia visión del advenimiento de Amida conservada en el Daien-in en el Monte Koya son simétricas según la moda de los paraísos chinos, a pesar de que el Raigo es una invención puramente japonesa. Pero con el paso del tiempo produjeron el "Raigo Veloz" en el que el celestial anfitrión se precipita desde el cielo hacia la figura del difunto al pues de la esquina derecha. El "Raigo Veloz" o el mismo "Fudo Corriendo" expresan dramáticamente la necesidad urgente de consuelo y protección, que sentían hombres y mujeres durante los turbulentos años que proclamaban la caída del régimen de Fujiwara.


Fuente: LAS BELLAS ARTES: Arte Chino y Japonés. Editorial: GROLIER. Autores: Varios.
Copyright © 2014 Black Moral Яesistance | Designed With By Blogger Templates | Distributed By Gooyaabi Templates
Scroll To Top